Inicio

Políticas Educativas

El Colegio Santa Rosa asume las políticas educativas de la Congregación de HH Dominicas a la que pertenece, las mismas han sido redefinidas en el Capítulo de la Congregación celebrado en Villa Allende, Córdoba, en enero de 2006 y se basan en los principios del Ideario Educativo Pastoral.

Delegación

Es la transferencia planificada de autoridad y responsabilidad a otros para que ejecuten el trabajo dentro de los límites establecidos de común acuerdo. Se puede delegar funciones y autoridad, pero la responsabilidad nunca puede ser delegada totalmente.

Circularidad

Es un estilo organizacional, un modo de vida y un modo de relaciones que privilegia la autonomía personal en la participación y toma de decisiones. Fortalece el compromiso y la responsabilidad de cada uno en su área de competencia, favoreciendo la capacidad de cogestión y de discernimiento común. La democracia circular no elimina el principio de autoridad que todo funcionamiento institucional requiere, a la vez que fomenta el que cada miembro asuma un sentido de pertenencia, adhesión institucional y apropiación desde lo subjetivo del proyecto común.

Colegialidad

Es la gestión de un equipo que lidera la organización con capacidad de:

  • Escucha y recepción de hablas sociales
  • Fortalecimiento del trabajo en equipo a través de la fertilización cruzada
  • Conducción del cambio con visión de prospectiva
  • Realización de acciones sistemáticas y sostenidas
  • Evaluación permanente en orden a la mejora

Planificación estratégica

Es la elaboración de proyectos sostenibles y sustentables, que partiendo de la experiencia adquirida responda a la complejidad de la realidad desde un diálogo apreciativo. Es la búsqueda conjunta de nuevos saberes para mejorar nuestro servicio educativo y la rentabilidad de los mismos para la misión común.

Apertura a la diversidad intra y extra institucional

Buscamos desde nuestras comunidades educativas:

  • Construir sentidos y pertenencias con los cercanos y los extraños (IEP Nº 32) -Abrir puertas, mentes y corazones a la diversidad, a la solidaridad sincera, apostando al dinamismo de la vida en aquellos más frágiles y vulnerables.(IEP Nº 11.
  • Tejer alianzas con otras mujeres y varones inaugurando nuevos caminos de inclusión para otros y otras (IEP Nº 45).
  • Ampliar las fronteras de nuestras escuelas más allá de sí mismas, para provocar el inter-juego de saberes diferenciados, experimentales, científicos y culturales, tejiendo redes con universidades, centros culturales, fundaciones, ONGs, etc. (IEP Nº 45).
  • Generar espacios educativos de aprendizaje-servicio, experiencias de voluntariado que permitan una real transferencia de saberes.

Escuela en clave pastoral

Nuestra opción es dotar a la escuela de un «alma» pastoral, de manera que todo cuanto constituye la vida y quehacer educativo quede impregnado de sensibilidad pastoral, pero con la condición, también, de que la pastoral escolar asuma las coordenadas propias de la escuela.