Inicio > Noticias Generales

“Con mi vida toda”

“Con mi vida toda”

El 28 de diciembre de 1886 nuestra Madre Elmina transformó su casa en un asilo. Desde el primer momento la acompañaron en el cuidado de los niños: Raquel Camaño, María Reina, Tomasa Alberti, Fortunata y Rosario Estrada, Jesús López y Lucinda Flores. Así dieron origen a la fundación de la congregación de “Hermanas Dominicas del Santísimo Nombre de Jesús” que este mes cumple 130 años.

Sucedió en Tucumán, era el mes de diciembre de 1886, la ciudad apestaba, la epidemia de cólera causaba estragos, familias enteras se extinguían víctimas de la peste. El aspecto de la ciudad era de una gran desolación. “A los muertos los llevaban almacenados, como se trasladan de una parte a otra las bolsas de azúcar u otra mercancía cualquiera en los carros. En las calles se hacían grandes fogatas encendidas para purificar el ambiente, en las que se arrojaban grandes cantidades de azufre, alquitrán y otras sustancias desinfectantes, aterraban el ánimo, ¡era un horror ver el estado en que se encontraba la ciudad!” 

A pesar que se habilitaron hospitales y lazaretos, se llenaron con desconsoladora rapidez. Los moribundos dejaban sin hogar una multitud de niños y niñas. Todos temían verse víctimas del cólera, no se animaban a socorrer y menos a recoger a los niños huérfanos por temor a llevar la peste a sus casas. Fray Ángel María Boisdron, un dominico francés radicado en Tucumán, contemplaba con gran dolor y amargura los momentos tan penosos que pesaban sobre la ciudad y buscaba cómo poder ayudar a los niños huérfanos. Decidió entonces solicitar apoyo a Doña Elmina Paz de Gallo, una mujer de gran fortuna, quien recientemente había enviudado y se encontraba en una finca en las afueras de la ciudad, buscando un espacio de tranquilidad y soledad para hacer su duelo.

Boisdron le transmitió su aflicción de no poder solucionar en algo la situación, proporcionando a los niños pobres un hogar para salvarlos de la terrible epidemia. En el relato biográfico, Tomasa Alberti recupera los diálogos entre Boisdron y Elmina:

-«Usted Señora ¿no podría hacer algo por estos pobres niños? Ella calló un instante y contestó:

- Mi Padre, a los niños pobres los ayudaré, no solo con dinero, sino con mi persona. Yo los cuidaré, mi casa será la de ellos».

A partir de este momento, Elmina abandonó la vida tranquila en la finca y se trasladó a la ciudad para transformar su casa en una casa para otros.

Tomasa nos regala un relato que nos permite introducirnos en la escena: “con todo empeño desmantelaba su casa. Llegó a su dormitorio que estaba lujosamente arreglado, como en esa época era la última moda, al estilo Luis XV. Viendo yo que hacía sacar todos los muebles, hasta su cama, no pude menos que decirle: «pero señora ¿en qué va a dormir? ¿qué está por hacer? y me contestó con toda naturalidad: «ya lo verá, a una madre que lo está por ser de hijos pobres no le quedan bien estas cosas» 
Estas palabras de Elmina Paz constituyeron una acción en sí mismas, dieron sentido al mundo, expresaron responsabilidad respecto de él y declararon su presencia ante una ciudad en crisis.

Según narra Tomasa Alberti, había personas a las que no les parecía bien que Elmina se tomara tan penosa tarea y de tanta responsabilidad y le decían: «tu no estás para estas cosas, tu salud está muy quebrantada; más estás para mantenerte retirada y tranquila en tu casa». Sin embargo en el preciso momento de tomar la decisión, de ‘hacer algo’, otras y otros se sumaron a la tarea iniciada. Elmina se preguntaba: «en la atención de los niños ¿quién me ayudará?»  y es Tomasa, su amiga y compañera, quien afirma «aquí me tiene para ayudarla en todo lo que pueda, me cambiaré a su casa lo más pronto que me sea posible”. A su vez Tomasa buscó a otra amiga:

“Procuré entonces hablar con una señorita muy buena y virtuosa, manifestándole reservadamente el pensamiento de la Señora de Gallo, la necesidad que tenía de que se la ayudara en la atención de los niños; que de nuestra parte también debíamos hacer algo por esas pobres criaturas, ahora que se presentaba esta oportunidad. Sin trepidar me contestó que contase con ella, que iría a ponerse a las órdenes de la Señora. Al día siguiente cumplió su palabra y quedó en volver cuando fuere necesario” .

También se sumó a esta empresa su hermano, Benjamín Paz, quien le dijo: «si tú ves que puedes hacer esta obra tan grande, yo te ayudaré en todo lo que pueda» Otro gran colaborador fue el joven médico Dr. Ignacio Colombres, quien le manifestó: «Dios te pide que hagas esta obra tan grande; yo atenderé a los niños, yo te ayudaré, sigue adelante; es un gran bien que vas a hacer a tantos niños desamparados, Dios te ayudará»

Elmina Paz realizó un acto impredecible, constitutivamente libre, gracias a su acción y su palabra la ciudad se hizo más habitable en los tiempos del cólera. En esta acción da lugar a una acción que fue un nacimiento, algo nuevo surgió entre los que colaboraron con Elmina. La acción política de Elmina Paz fue ante todo una política de relación. La libertad de sentar un nuevo comienzo, propia de la acción necesita de la presencia de los otros, la acción jamás puede tener lugar en el aislamiento, ya que aquel que empieza algo, solo puede acabarlo cuando consigue que otros lo ayuden, es imposible actuar sin amigos (Arendt, 1997: 77).

Ella fue reconocida como la fundadora, por haberse aventurado en esta empresa, pero ella solo la hizo posible cuando encontró la ayuda y la confianza en los otros.

Imágenes

  • “Con mi vida toda”
  • “Con mi vida toda”
  • “Con mi vida toda”

Información Relacionada

  • Una epidemia, un gesto, una palabra y un nacimiento3 enero, 2017 Una epidemia, un gesto, una palabra y un nacimiento Continuando con la obra de la Madre Elmina las Hermanas Dominicas del Santísimo Nombre de Jesús celebraron en un encuentro de trabajo y reflexión los 130 años de la fundación del […]
  • Con Música Sinfónica comenzamos los festejos dominicanos16 agosto, 2016 Con Música Sinfónica comenzamos los festejos dominicanos La Orquesta Juvenil de la UNT, dirigida por el Mtro. Gustavo Guersman, se  presentará el día 27 de agosto a las 17 hs. en el Campus del Colegio Santa Rosa. Con el concierto […]
  • Esa será la razón de continuar lo que ella empezó19 septiembre, 2017 Esa será la razón de continuar lo que ella empezó Desde que volvimos de las vacaciones de invierno esperaba con ansias agosto, donde el colegio se llena de colores e historias. Nuestro carisma nos da un sacudón que nos renueva el alma […]
  • Una Mujer viaja sola en Tren9 septiembre, 2016 Una Mujer viaja sola en Tren La Fundación Elmina Paz-Gallo invita a compartir el Radioteatro para ver “Una mujer viaja sola en tren”, basada en la vida y obra de nuestra madre fundadora Elmina Paz-Gallo. Juana […]