Inicio > Áreas y Proyectos > Educación Física, Deportes y Vida al Aire Libre

Campamentos

El campamento es una actividad ligada al ser humano desde sus orígenes; es sinónimo de hogar itinerante o temporario y esta característica será su elemento primordial.

Las actividades campamentiles contribuyen al desarrollo de la personalidad equilibrada, permitiendo cultivar valores con un propósito educativo, viviendo democráticamente, con una relación activa entre el educador y el educando en el marco de una experiencia total en contacto con la naturaleza. El acampante encuentra la posibilidad de aprender, de trabajar en equipo, asumiendo responsabilidades, solucionando problemas, aceptando las decisiones que la mayoría toma sin sentirse derrotado.

Es en este ámbito en donde se tiene la oportunidad de formar parte de otro grupo que no sea el familiar, experimentado la vida cooperativa ayudando a crear el concepto de pertenencia a una comunidad dada y a desarrollar el sentido de responsabilidad hacia ella, adquiriendo sanas costumbres sociales que le permitan relacionarse satisfactoriamente con sus pares.

A través de estas actividades se experimenta la inclusión social y el sentido de pertenencia grupal, en donde se generan espacio para debates entre los actores, revalorizando la importancia que tienen para el ser humano los recursos naturales renovables. Se aprende a utilizarlos en beneficio propio sin destruirlos y a preservarlos.

Es por eso que el campamento es una intensa experiencia de vida que tiene verdaderos valores formativos y que su influencia puede reconocerse en el carácter de quienes por años han realizado esta experiencia.

La meta de la educación en el campamento es contribuir al desarrollo de la personalidad equilibrada, dotada de una perspectiva social cuyo sinónimo es el espíritu de servicio a la comunidad. Favorece esta actividad el sentimiento de aceptación dentro del grupo y aumenta la capacidad de vivir cooperativamente.

Queremos ser partícipes y generadores del cambio de conciencia que esta experimentando la humanidad hacia una nueva concepción de la vida en contacto con la naturaleza.

Los grandes inventos tecnológicos ocurridos en los países industrializados, produjeron cambios radicales en las costumbres de las sociedades, creando un estilo de vida en el que se fueron reduciendo los niveles cotidianos de actividad física cobrando predominio el sedentarismo.

La TV, el ciber, los videos juegos de internet mantienen a los niños y jóvenes durante largos periodos de tiempo frente a la pantalla, a la vez que los impulsa a la búsqueda de ingesta de diversos alimentos que favorecen enormemente la obesidad.

La práctica regular de ejercicio físico mejora la salud de las personas a nivel fisiológico y psicológico y nos permite afrontar la vida con mayor optimismo y mejor disposición, a la vez que socialmente es un medio de integración en distintos grupos humanos.

Con el objetivo de mejorar la calidad de vida y prevenir enfermedades, es importante inculcar en la población escolar una serie de hábitos de vida saludables.

Un estilo de vida activo se relaciona con un corazón sano y con una calidad y expectativa de vida elevada.
Por esta razón, es necesario concientizar y animar a los alumnos a realizar activad física con frecuencia. Caminar es uno de los mejores ejercicios que existen para mantener la salud. Si bien existen otros tipos de ejercicios para fortalecer el cuerpo, caminar es un hábito que, además de ser extraordinariamente favorable para el organismo, nos ayuda a mantener y recobrar la salud física y emocional.